Taller de defensa personal para madres e hijas

Cifras recientes (OMS-UNU) sobre violencia de género en el mundo arrojan que: 35% de las mujeres han padecido violencia de pareja o violencia sexual por terceros; 38% de los asesinatos de mujeres que se producen son cometidos por su pareja; 30% de las mujeres que han tenido alguna relación de pareja marcan que han sufrido violencia sexual o física perpetrada por su pareja. Por su parte, la Encuesta Nacional Sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH, 2011), señala que en México el 47% de las mujeres de 15 años y más, vivió algún incidente de violencia por parte de su pareja y el 26.1 % de mujeres solteras vivieron violencia comunitaria durante el 2010. Con respecto a lo anterior, la OCDE y UNICEF señalaron en 2009 que México ocupa el primer lugar en violencia física y abuso sexual en menores de 14 años, donde hay que resaltar que el mayor porcentaje pertenece a adolescentes del sexo femenino.
Las cifras oficiales se llevan a cabo en función de lo que se puede contabilizar; desgraciadamente hay muchas otras situaciones y casos que no son medibles, por lo tanto la cifra negra es muy variable. Además de los altos porcentajes registrados sobre violencia de género, hay que considerar las denuncias que no se hacen por diversos factores; éstas doblarían los números. Por tal motivo, las cifras oficiales carecen de exactitud, pues en la realidad social incrementan en función de factores como el sometimiento, miedo, violencia simbólica, entre otros, estos elementos son socialmente institucionalizados para que las personas no denuncien y favorecen la naturalización de la violencia. Las cifras y, principalmente, los hechos que vemos cotidianamente en los medios y nuestro entorno reflejan la situación de vulnerabilidad a la que estamos sujetas.
El Estado debe velar por la salud, la seguridad y el bienestar de mujeres y niñas, sin embargo, a falta de respuesta por parte de éste, es de suma importancia y urgencia generar herramientas para cuidar de nosotras mismas desde temprana edad y aprender que nadie tiene derecho a transgredir nuestra integridad. En CoCu consideramos que es vital para la transformación social con perspectiva de género fomentar, a través de espacios y actividades que generen resistencia a la violencia de género, el empoderamiento de niñas y mujeres, por lo que tuvimos la iniciativa de formar el primer taller de defensa personal para madres e hijas pequeñas.
Próximamente tendremos más actividades, no se las pierdan. Pueden consultarlas aquí: http://www.facebook.com/colectivacuerpa

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s