¿Qué es eso del amor?

Amor… fue sujetarme de la mano de un hombre y caminar por años a su lado, amor fue sentarme a su lado a esperar y a mirar cómo pasaba la vida allá afuera. Amor fue tolerar y soportar desde críticas insultos, menosprecio y también horas de un lo siento. Amor fueron los chantajes de ida y de vuelta… NO, eso no fue amor, pero así le llamé durante muchos años en los cuales mantuve una relación de noviazgo y prácticamente de concubinato. Pero ¿qué es el amor entonces? El amor soy yo, la mejor definición que encuentro ahora es mi vida, mi resurgimiento de mis propias cenizas. ¿Suena romántico decirlo así? No, en realidad suena bastante terrible, metafóricamente morí y renací para deconstruir y construir una nueva mirada y sentir sobre mí. Entonces ¿qué fue lo que viví si no era amor? Viví años de violencia encubierta por el amor romántico, ese amor que anhelaba al ver a mis amigas enamoradas, por ese amor que se proclama en las películas, en las canciones; pero sobre todo por ese amor que se construye en el imaginario, por lo menos en el mío, desde la infancia, la adolescencia, desde la vida de ser “mujer”. “La violencia contra las mujeres definida desde la ley como cualquier acción u omisión basada en su género, que les cause daño o sufrimiento psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte tanto en el ámbito privado como en el público” Pero la violencia más allá de la ley, para quienes la vivimos y sobrevivimos a ella, tiene que ver con toda una estructura de relaciones de poder, donde las mujeres tenemos la peor parte, la subordinación, donde los estereotipos y los roles a cumplir nos sujetan, pienso que no a la relación, si no a la persona. Nos educan para poseer personas “mi novio, mi pareja, mi esto, mi aquello, mi lo otro”, no para tener relaciones. Difícilmente nos enseñan a construir relaciones de igualdad, pero ¿cómo van a enseñarnos eso? ¿Quién tiene una relación de igualdad? Seguramente pocxs, pero debe haber; en mi caso no hubo una relación de igualdad, fue una relación violenta, donde la de la voz permitió actos violentos físicos y psicoemocionales de parte de quien era “el amor de mi vida”. La pregunta ¿por qué dejé que pasara? Seguramente toda una serie de respuestas pueden caber aquí, pero quizá no sea eso lo que me interese responder, más bien qué estoy haciendo con todo esto que pasé. He de decir que no fui víctima de las circunstancias, ni de aquel que decía amarme, sobreviví a la violencia, pero no me miro ni me asumo como una víctima, hoy entiendo que cada unx toma sus decisiones, no justificaré nunca los actos que me causaron daño; pero me hago responsable hoy en día por la reactividad de mi violencia, la cual no se justifica en lo absoluto, pienso que entre los peores mecanismos de defensa, la violencia que ejercí me ayudo a sobrevivir, pero no es el camino. Hablar sobre lo ocurrido en mi vida, me resulta ahora la mejor forma de liberarme de todo lo que llegó a mi vida, se instaló y no me permitió sentirme fuerte y capaz. Actualmente miro a la distancia y creo que vivir esa experiencia tan terrible, de días llenos de temor, de tristeza, de coraje, de desánimo, de vergüenza, de furia, de irracionalidad, de intranquilidad me dan ahora la tranquilidad de saber que he elegido el mejor camino que pude elegir, mi camino, mi vida, resignificarme desde adentro, desde afuera, construirme en espiral, dibujarme en grises, en colores, pero ¿respondí a la pregunta sobre qué es el amor? En términos sencillos… no lo sé; lo único que hoy en día alcanzo a entender es lo que no es el amor y el amor entonces no es la violencia que se naturaliza y que se vive desde “el amor romántico”. ¿Es probable que vuelva a sentir amor? Si, el amor propio de principio, luego el amor que ha surgido de las relaciones que he establecido actualmente con otras personas maravillosas que he conocido, muchas de ellas mujeres de las cuales día a día aprendo. Mujeres disidentes que como yo salimos al mundo a dibujarnos de formas diferentes a contorsionar la vida para vivir libres del machismo, de la violencia, para aprender nuevas formas de relacionarnos, creo que ahí hay amor, sororidad, relaciones de amistad, de comprensión, de deconstrucción y construcción. Aun no sé qué es el amor y en específico de pareja o como deba ser y hablo por mí, pero lo que sí sé es lo que ya no quiero para mí en mi vida, no más opresión, no más subordinación y no más violencia.

Por: V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s